Zumo de Tomate Raf para el dolor Artrítico

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Si padeces artritis en cualquiera de tus articulaciones, es mucho lo que puede hacer por ti el zumo de tomate raf.

Al ser tan rico en vitaminas y minerales, fortalece nuestro sistema inmunológico, permitiéndonos elevar las defensas para tratar este tipo de inflamaciones y problemas asociados a la artritis. Para ello, es importante que seas constante y que lo tomes cada día.

Recuerda también que el zumo de tomate debe ser natural y estar recién preparado para poder beneficiarnos de todas sus propiedades. Así pues, siempre será mejor evitar el de los supermercados, ya que contienen demasiados conservantes.

En cuanto a la variedad del tomate que puedes elegir para realizar el zumo, no tiene demasiada importancia. Aunque el «raf» es el más saludable. No obstante, lo más importante es que esté maduro y que te sea fácil poder licuarlo.

¿Has probado ya hacer tus propios zumos de tomate raf para el dolor artrítico?

Te dejamos una receta muy fácil con tomates Raf que seguro te va a encantar, además de ayudarte con tus dolores artríticos 🙂

Receta de Zumo de Tomate Raf para el dolor Artrítico

Ingredientes para el zumo de tomates Raf:

1 Rama de apio
4 Tomates Raf maduros
2 Ramitas de perejil fresco
Albahaca o hierbabuena, al gusto
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva

Cómo preparar el zumo de tomate Raf:

  1. Colocar una olla con agua y una pizca de sal, a fuego medio. Esperar a que hierva, e introducir los cuatro tomates raf. Dejar escaldar durante unos segundos.
  2. Colocar los tomates, una vez listos, en un bol con agua fría.
  3. Al estar fríos, retirar la piel de los tomates, que deberá salir sin esfuerzo alguno.
  4. Limpiar y cortar el apio en trozos medianos.
  5. Colocar los tomates y el apio en una licuadora o recipiente de batidora. Licuar hasta obtener una mezcla bien líquida y homogénea.
  6. Lavar y picar, finamente, la hierbabuena o albahaca y el perejil fresco.
  7. Agregar a la licuadora estas hierbas aromáticas. Licuar durante unos segundos más, hasta que todo se haya mezclado bien.
  8. Añadir la sal, pimienta y aceite de oliva al gusto.
  9. Para una textura más fina, se puede tamizar el zumo, pasándolo por un colador muy fino.
  10. Servir solo como zumo, o de acompañamiento con algún tipo de aperitivo.
  11. El apio no es un ingrediente imprescindible; si no se desea que el zumo de tomate tenga este sabor, puede evitarse.
  12. Además, esta bebida puede servir para darle un toque especial a algún guisado, salsa, batido, etc.

 

¡Esperamos que os guste! ¡Hasta la próxima Tomateros ! ¡Gracias por leernos!

Comprar Tomate Raf Online